Seleccionar página

Cada vez son más y más las puertas automáticas que se instalan por doquier. Sea en tu casa, sea en tu empresa o sea en tu comercio, las ventajas de este tipo de puertas deben tenerse muy en cuenta. Por esta razón, estas son algunos de los múltiples beneficios que conlleva la instalación de puertas automáticas.

Las puertas automáticas proporcionan múltiples facilidades.

Las puertas automáticas permiten mayor accesibilidad

El respeto por todos es fundamental en la imagen, por ejemplo, de un comercio. Las puertas automáticas permiten el acceso a personas con diversidad funcional y con movilidad reducida. En efecto, las personas con estas dificultades tienen problemas a la hora de acceder a instalaciones con puertas manuales y una puerta automática resulta una enorme comodidad para ellos.

Y no solo a personas de esta condición, sino también, por ejemplo, a personas de la tercera edad. El resultado es el mismo, la facilitación del acceso a un lugar.

Cuidan la higiene

Una gran cantidad de resfriados y contagios suelen ocurrir por la transmisión de bacterias que dejamos en los tiradores de las puertas. Con la instalación de las puertas automáticas, este riesgo desaparece por completo. Al no existir contacto ni la acumulación de microorganismos en un mismo lugar, las posibilidades de contagio se reducen a niveles prácticamente insignificantes.

Son clave en la eficiencia energética

Una de las principales consecuencias que conlleva el uso de puertas manuales es la pérdida de eficiencia energética. Si se usan puertas automáticas, estas se cierran inmediatamente después de que una persona las haya atravesado. Esto proporciona, entre otros, un ahorro muy conveniente en cuanto a calefacción.

Muchos rehúsan la adquisición de una puerta automática debido a su inversión inicial. No obstante, la amortización en energía es casi inmediata, por lo que es totalmente recomendable.

Evitan los accidentes

No solo por su sistema que impide el cierre de puertas mientras un apersona se encuentra en sus detectores. Además, pueden evitarse accidentes como los golpes por intentar abrir una puerta manual cuando alguien va a abrirla desde dentro o viceversa.

Soportan un alto flujo de personas

Son las puertas más recomendadas para locales o establecimientos que un tránsito elevado de personas. Es por esta razón por la que edificios como universidades, centros comerciales o supermercados hace mucho que han optado por las puertas automáticas.

Son más seguras

Estas puertas son una barrera física contra posibles amenazas, sobre todo si cuentan con sistema de control de acceso o la posibilidad de apertura a distancia para que puedas comprobar quién entra a tu local y quién no quieres que acceda.

Casan con el diseño general

Su diseño sofisticado y su fácil instalación dan una imagen de elegancia, modernidad y decoración. Perfectas para incluirse en la decoración, por ejemplo, de hoteles. Además, su aparencia puede personalizarse para combinar con la estructura de múltiples instalaciones. Cristal visto, cristal enmarcado, perfilería cristal cámara… todo un abanico de posibilidades a tu alcance.

Y estas son algunas de las múltiples facilidades que proporcionan las puertas automáticas. Si todavía dudabas de su eficiencia, con estas informaciones ya conoces por qué deberías instalarlas en tu comercio o empresa.

Conoce todos los tipos de puertas automáticas